miércoles, 11 de febrero de 2009

TODOS SOMOS MARTA



Marta, tiene un pelo largo de luz, unos ojos puestos en el futuro, unos labios de juegos adolescentes, que todavía deben aprender a besar. Marta, necesita de sus corazones cercanos, de sus días cotidianos de instituto, sus viernes de sonrisas y su banco de amigos, para seguir creciendo de vida. Todos fuimos Marta alguna vez y tuvimos el derecho a seguir viviendo libres.
Dirijo estas líneas al que haya despojado a Marta de su entorno y la ponga inmediatamente en libertad, en la libertad de su vida.

9 comentarios:

Illystil dijo...

Esperemos que los labios de Marta puedan aprender a besar, que sus ojos vean más allá del mañana, que le queden aún muchas noches de risas, libertad y almas afines.

Tengamos esperanza, aunque esperanza signifique creer en lo imposible, en la bondad de una humanidad que hace tiempo que huele a rancio y a valores desgastados por la fuerza del tiempo.

Saludos

* GANESHA * dijo...

no entiendo como puede haber jente que sea capaz de hacer daño a un niño o niña.....
saludos!

LuNa... dijo...

Si amigo..
el mundo esta lleno de personas
que solo hacen mal
y al final lo terminan pagando
Un saludo solidario
LuNa.

bellezaexistencial dijo...

interezante espacio mis felicitaciones

Cita dijo...

y con que fin?? dinero? vicio? locura? yo confio en que volverá a su entorno y será abrazada por la vida como todo corazón inocente merece. :(

Nilsa Flores dijo...

Hola Edu! Nosotros vivimos algo igual y entiendo a su familia. Todo saldrá bien confiemos en Diosito. Estas personas terminan muy mal para ellos el infierno es acá en la tierra. Oraré por ella y por todos los secuestrados. Estaré pendiente Edu. Bendiciones!

AirE dijo...

Ese que dices, ese que cuentas consiguió en un segundo dejarnos sin su luz, que su risa fuera lamentos de recuerdo, y que la esperanza quedara encerrada en los corazones de quienes la querían... y un poco en los que no pudimos conocerla. No hay palabras ya que le describan. Ojala no consiga olvidarla jamás.
Besos a los que amáis la vida.

Edu dijo...

No conoci a Marta, si a su prima. Cada vez que alguien es segado de la vida con la navaja del machismo, de aquel dicho de la mate porque era mia, tan aldeano y patriarcal, aquellos que amamos los derechos, la libertad, la igualdad, el amor, tambien morimos algo, porque en ello va un triunfo de la barbarie.
Un Abrazo para Miguel y su compañera de sentimientos, prima de Marta, en estos momentos dificiles.

copo dijo...

Que desgracia. Vi la nota en internet. Cuando dejaran de pensar algunos hombres que las mujeres son SU mercancia (y viceversa, claro)? Cuando dejara la estupidez de abrirle camino a la desgracia?