sábado, 26 de febrero de 2011

La última Carta de Sebastián De Diego




Hola Alejandra.

Qué lejos mira Valdetorres del Jarama a este UNL-35 de astillero industrial. En estos Blindados van muchas manos con novia, juventud en los ojos, pies andados de surco y el sol rubio prende el máuser, que se esconde del frio de Febrero.

La sed de Jarama del trigo, las Heras amarrillas de Julio, el yeso achacoso de las paredes, la lana pelada de los colchones y los arroyos sin aliento en el verano. Pierdo todo ello, tras unas montañas que nos exilian y solo dejare mi infancia, en este país. Si venís a buscarme, solo me encontrareis en mi niñez.

Sebastián De Diego Hortigüela.

Mi tío Sebastián De Diego, se fue a pelearse contra las balas y la metralla que tiraba Franco a la II República, con 18 años. Escribió una última carta a mi abuela Alejandra Blanco desde Alcázar de San Juan (Toledo), marchaba a una ofensiva del EPR. Hoy me permití, para recordarle 70 años después, inventarme su última carta, camino de Francia en Febrero de 1939. Para que jamás lo olvide mi memoria viva.

9 comentarios:

Lucía dijo...

Siempre he sido muy sensible a estos temas y, me acabas de hacer llorar.
Un abrazo!

LIA dijo...

Q BONITO
ME DIERON GANAS DE LLORAR
ENAMORAS
BESINES

RELTIH dijo...

SIEMPRE HE TENIDO LA IDEA DE HACER UN ESCRITO DE ESTE TIPO Y AQUÍ HAY UN EJEMPLO MUY INSPIRADOR. TREMENDISIMO POST. GRACIAS POR COMPARTIRLO.
UN ABRAZO

Silderia dijo...

Todos tuvimos a alguien que fue a luchar contra la metralla, por mi parte el bando de mis progenitores, uno lucho en contra y otro a favor, son recuerdos duros, aunque yo no los vivi.

Besos, Silderia

Cita dijo...

Te prodigas poco y cuando lo haces me haces llorar como una magdalena??
No es justo, no me gusta

Besos

CIta

Eris dijo...

Impresiones en el alma, tus palabras!

Saludos.

Sensaciones dijo...

emocionas...

Un beso!!

Edu dijo...

Algún día Sebastian De Diego regresara...justamente.
Un Abrazo

Anónimo dijo...

Tu abuela Alejandra Blanco era una persona maravillosa ,buena donde las aya.Te contaria una anecdota de su bondad,pero...NO .Me parece que eres el tipico resentido que se apropia de unas memorias que no vivio TE LAS ENCONTRASTES Y LAS HICISTES TUYAS