domingo, 18 de enero de 2009

¿Es la palabra quien cambia el Mundo?



Fue el fusil y el partido, quien hizo revoluciones de invierno o el escritor de pipa y aquella Madre de libro. El seno desnudo, la pólvora y la subida del pan, asaltaron la bastilla o el pasquín y la enciclopedia. Las bayonetas de Boston o la constitución de Franklin, el adoquín lanzado o el poema de barricada, el Miguel Hernández de trinchera o el de verso. Quien cambia el mundo, el político de sillón o el poeta de viento y pueblo, la palabra o el rifle, el discurso o el corazón, el soneto o la bala. Quien soñó Roma, Esquirlo, Ovidio o las legiones del cesar. Quien tomo Troya, Ulises o Homero en su illiada de letras. Es el cantautor, guitarra en mano, cantando a la tierra o son los soldados de clavel. La poesía de Antonio Machado y su capitán de primavera o las algaradas de Diciembre en Jaca. El pido la palabra de Blas de Otero o los jerséis de cuello vuelto de trabajadores de fábrica. Fueron las flores colgadas en camisas estampadas, las sentadas de paz de John Lennon o la mesa y el despacho, quien contuvo el Napalm sobre Vietnam. Es la catedral o el alma, la reflexión o el impulso, la batalla o la universidad, el mitin o el cartel, el filósofo o el guerrero, el rezo o la espada…
¿Es la humanidad el verbo o es la fuerza?

7 comentarios:

Parte de mí dijo...

Es curioso comprobar, que nos pasamos la vida alabando la revolución de las letras, y luego no son las más apreciadas, ni las consideradas como las grandes revolucionarias. Por desgracia, el fusi sigue teniendo más poder...

bebita dijo...

Siempre la palabra. Qué post tan bonito, de verdad :)
Un besazo!

marisa dijo...

La palabra Edu, la palabra: que tiende puentes, enlaza esperanzas, despierta conciencias, siembra utopías...Nos queda la palabra, aunque algunos intentenque no sa así. Besos enormes

Marina Casado dijo...

La palabra lleva dentro de sí la fuerza suficiente para cambiar el mundo. Pero la realidad es que no todos creen en ella, y así nos encontramos a un Blas de Otero que, desesperanzado, dice aquello de:

"Quisiera poner el hombro y pongo palabras que casi siempre acaban en nada cuando se enfrentan al ancho mar..."

Un saludo.

Moonchild dijo...

Si, la palabra es menos inmediata que el fusil, pero mas duradera, e igualmente letal.

Estela dijo...

Precioso,Edu, te escribo esta estrofas de una cancion de fito que esta relacinada con tu entrada.

Me da pena que se admire el valor en la batalla, menos mal que con los rifles no se matan las palabras.

Edu dijo...

Parte de mi, la palabra es el inicio de la revolución.
Gracias Bebita, por titular de bonito estas lineas.
Marisa, si la palabra es tratada como la hacen tu mano y tu alma, pues si, siempre la palabra.
Marina, quien no cree en la palabra es porque estima mas la fuerza bruta, ya decia Ciceron "Que la fuerza es el derecho de las bestias", la palabra siempre del poeta.
Moonchild, la palabra del poeta perdura, la espada del guerrero se pierde en el tiempo.
Estela, conozco la cancion y ese disco, esta a escasos centimetros de mi, ahora mismo, mezclado con otros y asi es los rifles matan y hay esta Federico Garcia Lorca, pero que bala mato sus versos, ni siquiera la de los años y en cambio, sus asesinos, son estiercol del tiempo.
Un Saludo a tod@s